Informe especial: Plan APRENDER 2016

Por Santiago Del Prete para NSD

El próximo 18 de Octubre, diseñado por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación (MEyD), se implementará a nivel nacional el cuestionado: “APRENDER 2016”.
Dicho plan, confeccionado como un dispositivo de evaluación, tendrá en cuenta los aprendizajes de los estudiantes que se desarrollan en las escuelas de todo el país.
De manera obligatoria, se aplicará en las escuelas públicas y privadas, en el 6º grado de primaria y 5º o 6º año de la secundaria, y en forma muestral para 3º grado de primaria y 3º año de secundaria.
Si bien su objetivo es obtener y generar información oportuna que permitan conocer las metas alcanzadas y los desafíos pendientes del sistema educativo, en la visión tecnocrática del gobierno, implementarlo de esta manera en la sociedad no parece ser el camino más óptimo para alcanzar este fin.
En su característica de “evaluación estandarizada”, con preguntas cerradas en formato de múltiple choice, no brinda la posibilidad de dar a conocer las condiciones de vida del estudiante ni las particularidades con las cuales cada uno encuadra en el proceso de enseñanza. Por lo tanto, se trata de homogeneizar los aprendizajes, desestimando la heterogeneidad de los alumnos, su diversidad. Donde cada sujeto proviene de un contexto socio-cultural distinto, con necesidades y capacidades que requieren diversas prácticas educativas para generar conocimientos.
A su vez, los exámenes (realizados desde el Ministerio) que se toman en una escuela son dictados por docentes, no del mismo sino de otro establecimiento educativo. Estos, nombrados como “aplicadores”, pierden todo vínculo intersubjetivo en su relación con el alumno dentro del aula. 
Por lo que el estudiante deberá responder “lo que sabe” en un cuestionario cerrado que quizás contenga algunos de los contenidos vistos, por un docente que no conoce, y en un día especial ya que no habrá clases para el resto de los años. Por esto, resulta claro preguntarse sobre qué sustentos pedagógicos se apoya este tipo de evaluación uniforme y estandarizada, que no contempla la diversidad exterior e interior que subyacen a todo proceso educativo.
De esta manera, en lugar de generar una evaluación integradora que alcance la totalidad del proceso educativo y a sus actores sociales, con el APRENDER se propone tomar una imagen momentánea que desconoce los procesos evaluatorios que se realizan cotidianamente dentro de las aulas.
Ante esto, al momento de implementar sus políticas sociales resulta imprescindible tomar en cuenta la finalidad que asigna todo gobierno. En este caso, el APRENDER como política pública educativa llevada a cabo por el Ministerio de Educación de la Nación, puede suscitar controversias al momento de reducir los aprendizajes a una simple medición de resultados.
No se pone en discusión la necesidad de implementar avances en la educación que permitan una mayor inclusión y calidad en los aprendizajes, somos conscientes de esta necesidad. Sin embargo, llevar a cabo esta evaluación a nivel nacional con las características comentadas, resalta el carácter combativo de considerar la educación pública en particular como un sistema deteriorado.
Poner en cuestión el papel docente en su tarea educativa y la incapacidad de los jóvenes de aprender sería la finalidad buscada por el gobierno para manifestar la preocupación de llevar a cabo acciones para contrarrestar el problema. Por lo cual, tomando en cuenta su visión tecnocrática o empresarial, sería su objetivo desprestigiar a nivel nacional la educación pública, ir disminuyendo poco a poco los esfuerzos por recuperar su función social, y desfinanciar el presupuesto asignado a ella. Revalorizando como mejor opción la educación privada, que acarrea menor intervención estatal.

De no ser así, se dificulta explicar su falta de compromiso en el progreso de la educación pública en todos los ámbitos, su asignación en el PBI y el recorte que se vienen dando en los diversos programas educativos destinados a la sociedad como  el plan FINES, Conectar Igualdad, PROGRESAR, etc. Como así mismo su recorte a la inversión de los estudios universitarios.


Por esto, se considera auspicioso enfrentar este tipo de políticas que, “implícitamente”, con el objetivo de proponer soluciones pretenden desviar los problemas a ámbitos privados, como sucedió en la mayoría de los países privatistas que implementaron este tipo de evaluaciones.

Por su parte, Sindicatos de maestros, padres y profesores expresaron su rechazo a la evaluación nacional Aprender 2016 que ordenó el Gobierno nacional. El jefe de la UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, insistió que "no tiene en cuenta el contexto ni las condiciones de aprendizaje de los alumnos considerándolos como simples objetos de estudio y no como sujetos de aprendizaje".  Suteba organizó debates territoriales abiertos a la comunidad para enfrentar el problema. El sindicato que lidera Roberto Baradel impulsa el hashtag "#NoAlAprender2016", con la firme convicción de que "las evaluaciones estandarizadas de aprendizaje nunca evalúan todo lo que se aprende, porque siempre se realiza un recorte intencionado del currículo". El gremio Ademys, que reúne a los maestros porteños, argumentó que se busca desligar al Estado de sus obligaciones. "El objetivo es generar información sobre las escuelas para descargar la responsabilidad de la situación de la educación en los estudiantes, docentes y familias, desligando al Estado de su rol de garante de derechos. Así buscan justificar medidas de ajuste", señalaron.
Desde Udocba anticipan que el resultado del Operativo "seguramente dará cuenta de un fracaso escolar que no es más que el resultado del fracaso social". Tras acusar por el "deterioro" educativo a todos los gobiernos desde el cívico militar de 1976 en adelante, la organización que conduce Miguel Díaz admitió que el Ministerio de Educación tiene "derecho" en realizar la evaluación, pero aclaran que "no tiene derecho a responsabilizar a los docentes de los errores de ministros, funcionarios y pedagogos que trabajaron en la cartera educativa durante 40 años".

Start typing and press Enter to search