Charla en el Instituto PATRIA. "Partido judicial: Caso Milagro Sala".


En el día de ayer, 16/11 se llevó a cabo la Charla "Partido Judicial: el caso Milagro Sala" en el Instituto PATRIA. Tras superar los trescientos días de encierro sin juicio previo ni sentencia judicial, el caso Milagro Sala fue el eje central de la actividad que la revista Hamartia encabezó –en ocasión de cumplirse su quinto aniversario- junto a la agrupación Simón Bolívar.
El evento contó con la exposición de Raúl Eugenio Zaffaroni (ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y actual miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, Mariana Vieyra, Julián Sáud y Facundo Bernal, periodista y miembro del consejo directivo del PATRIA.

Carlos Barragán ofició de moderador durante el encuentro a sala llena que tuvo como objetivo la presentación de la última edición de la Revista Hamartia, y el material audiovisual sobre el caso Milagro Sala, realizado por la productora Qhiri, de la organización Simón Bolívar.

Con la apertura a cargo de Oscar Parrilli, el salón del Instituto PATRIA se preparaba para un panel de lujo que mantuvo a todos los presentes expectantes.

Julián Saud, miembro del consejo directivo de la revista Hamartia dijo: “Que Milagro Sala esté detenida es un símbolo del autoritarismo de este gobierno. Atrás de Milagro Sala lo que hay es una experiencia de poder popular y quieren ir por eso; no podemos dejar que esa experiencia se caiga. En la libertad de Milagro Sala hay un punto de inflexión y con su libertad podemos pasar a la ofensiva de la mano de la unidad”.

Bernal señaló que “para construir la unidad y ser invencibles tenemos que ser revolucionarios (y los chicos de la revista Hamartia en cada palabra que dicen son revolucionarios). Revolución para sacar a Milagro Sala de la cárcel, revolución para tratar la cuestión del endeudamiento y revolución en la batalla cultural”. También se refirió al tarifazo en las boletas de los servicios públicos de la luz y el gas. Dijo que desde el campo popular se perdió la discusión porque no se tuvo una definición clara y colectiva acorde a los intereses del pueblo y la Nación.

Por su parte Mariana Vieyra, militante de la Simón Bolívar y responsable de Derechos Humanos del PJ Capital relató el trabajo audiovisual que viene realizando la agrupación para difundir el caso de la persecución de la dirigente social de la Tupac Amaru. “La idea de nuestro documental es que pueda difundirse y que la sociedad entienda que Milagro es una presa política y tiene que ser liberada”, indicó, “Jujuy es el laboratorio de ensayo de un Estado montado y organizado para reprimir”. Al finalizar su intervención se proyectó un fragmento del documental, elaborado por la productora audiovisual comunitaria Quiri.



Raúl E. Zaffaroni expresó: "Milagro Sala está presa y no es un hecho aislado, forma parte de una estrategia para poner una barrera a los procesos de emancipación de la región".




"No visité a Milagro porque me da vergüenza, la misma vergüenza que sentía hace un par de años cuando me encontraba con una abuela o madre de Plaza de Mayo, de no poder hacer nada con el derecho".


"Nos entraron por las fallas institucionales. Por eso, es importante que tengamos un proyecto. Tenemos que repensar el Estado Soberano"

“Se han hecho muchas cosas, y entre las cosas que se han hecho se ha puesto en marcha un proceso revolucionario en serio. Son nuestras nuevas Universidades. Ya sé que Macri dice que son demasiadas y algún fiscal sale a decir a ver qué hicieron con el presupuesto. Lo hacen porque le tienen miedo. Aunque muchos de estos pibes no se gradúen y salgan de la Universidad, mañana serán lo que serán, pero pisaron la Universidad. En el siglo XXI el que tiene el saber tiene el poder".



El cierre estuvo a cargo de Estela de Carlotto, quien cuestionó las recientes declaraciones de miembros de la Alianza Cambiemos que apuntan a relativizar el número de víctimas del terrorismo de Estado: “Es tan miserable este momento en que se mencionan intencionalmente las cifras, como si una sola persona que desaparece no fuera suficiente para que un país se movilice, como lo estamos haciendo por Julio López. Y manejan esa cifra para desmerecer el trabajo de los organismos de DD.HH.”.

Luego de valorar la lucha de las juventudes revolucionarias de los 70, reivindicó el trabajo de Milagro Sala en la provincia de Jujuy y llamó a construir unidad para lograr la liberación de la líder de la Tupac Amaru y de todos los presos políticos, y anticipó que en los próximos días la visitara junto a otras mujeres de los organismos de derechos humanos. “

"Quieren borrar la memoria, ignorar la verdad y someternos a juicios sin causas que van sobre nuestra identidad moral. Todos los días hace diez meses que estamos amaneciendo con malas noticias. Están traicionando a la Patria. Tenemos la obligación de escuchar lo que dice la ONU. Milagro Sala es una presa política. No queremos un muerto más, queremos militantes activos, que pongan el hombro para recuperar la democracia"

"Vamos a volver con Milagro Sala en libertad y juntos"

Start typing and press Enter to search