No hubo diferencia para el Porvenir

Argentino de Quilmes abrió el marcador cuando Gaeto rompió líneas con un pase profundo para Alejandro Monzón, que entró al área y definió ante la salida de Maximiliano Díaz. Fue el 1-0.

A poco del final, el elenco de Gerli consiguió la igualdad mediante los doce pasos. Sergio Salomone se encargó de ejecutar el penal y lo cambió por gol.

En el complemento el equipo de Acuña se volcó en terreno rival y salió a buscar el partido. Aunque El Porvenir lastimó con un gran contraataque que inició Salomone. El exjugador de Berazategui metió el 2-1 con un derechazo.

El Mate no bajó los brazos y siguió empujando. Fue así que obtuvo su premio a dos minutos del final del partido cuando el goleador Sergio Valenti ganó en las alturas y puso el 2-2. Un empate que poco les sirve a ambos equipos. 

Start typing and press Enter to search