Papa Francisco "¿qué debemos hacer? Custodiar. Crecer en la esperanza, custodiar la esperanza"

Durante la homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco advirtió contra la tentación de transformar la religión en un espectáculo de “fuegos artificiales” que son efímeros y se pasan en el momento y pidió cultivar la esperanza para que crezca el Reino de Dios.

“El Reino de Dios no es una religión del espectáculo, que siempre busca cosas nuevas, revelaciones, mensajes… Dios habló en Jesucristo: esta es la última Palabra de Dios. Lo demás son como fuegos artificiales que te iluminan un momento y después ¿qué queda? Nada. No hay crecimiento, no hay luz, no hay nada: un instante”.

“Y muchas veces nos dejamos tentar por esta religión del espectáculo, buscar cosas extrañas a la revelación, a la mansedumbre del Reino de Dios que está en medio de nosotros y crece. Esto no es esperanza, es el deseo de tener algo en la mano. Nuestra salvación se da en la esperanza, la esperanza que tiene el hombre que siembra el grano o la mujer que prepara el pan, mezclando levadura y harina: la esperanza de que crezca. Sin embargo, esta luminosidad artificial se da en un momento y luego se va, como los fuegos artificiales: no sirven para iluminar una casa. Es un espectáculo”.

¿Qué debemos hacer, se pregunta el Papa?. Debemos “custodiar”.

“Custodiar con paciencia. Paciencia en nuestros trabajos, en nuestros sufrimientos… Custodiar como custodia el hombre que ha plantado la semilla y guarda la planta, tratando de que no haya mala hierba cerca, para que crezca bien. Custodiar la esperanza. Y aquí os planteo una pregunta a vosotros, hoy: si el Reino de Dios esta entre nosotros, si todos tenemos esta semilla dentro, tenemos el Espíritu Santo allí ¿cómo lo custodio? ¿Cómo discierno y separo la planta buena de la cizaña?”


“El Reino de Dios crece en nosotros ¿qué debemos hacer? Custodiar. Crecer en la esperanza, custodiar la esperanza. Porque en la esperanza estamos salvados. Este es el hilo: la esperanza es el hilo de la historia de la salvación. La esperanza de encontrarnos con el Señor definitivamente”.

Start typing and press Enter to search