"Precios transparentes": cuáles son los principales puntos de la resolución del gobierno

La medida comenzará a regir desde el 1 de febrero. El aspecto principal es el que obliga a los comercios a exhibir el valor de los productos en efectivo y el financiado con tarjeta. Conoce los otros puntos de la resolución.

El Gobierno oficializó este miércoles su decisión de "transparentar" los precios, al obligar a comercios a exhibir el valor de los productos en efectivo y el financiado con tarjeta, desde el primero de febrero próximo. Así quedó establecido a través de una resolución de la Secretaría de Comercio, publicada en el Boletín Oficial.

La Casa Rosada estimó que, a partir de esta medida, habrá rebajas de entre 15% y 20% en los precios. Sin embargo, este miércoles el secretario de Comercio, Miguel Braun, dijo que el Gobierno no "garantiza" que bajen los valores de contado.

Más allá del efecto que pueda o no tener en los precios, a continuación repasamos los principales puntos de la resolución oficial:


• La prohibición de efectuar diferencias de precio entre operaciones al contado y con tarjeta, refiere a operaciones que se realizan en un único pago.

• Quienes comercialicen productos y/o servicios no podrán efectuar diferencias de precio entre operaciones al contado o efectivo, o en un solo pago con tarjeta de débito, de compra, de crédito u otros medios electrónicos de pago.

• Cuando los precios se exhiban financiados, deberá indicarse el precio de contado, el precio total financiado, el anticipo si lo hubiere, la cantidad y monto de cada una de las cuotas, la tasa de interés efectiva anual aplicada y el costo financiero total.

• Quienes comercialicen productos y/o servicios bajo la modalidad de venta financiada en cuotas no podrán incluir en sus anuncios, publicidades o mensajes, bajo cualquier forma de difusión (oral o escrita, radial, televisiva o por internet, entre otras) la frase "sin interés", cuando el costo de financiación del producto o servicio sea trasladado al precio de venta al consumidor.

• Se entenderá que el costo de financiación ha sido trasladado al precio de venta al consumidor cuando el comerciante deba abonar el costo de la financiación a algún proveedor de servicios financieros de forma directa, o a través de un descuento en la liquidación de la venta.

• La información del costo financiero total de la operación deberá colocarse en una ubicación contigua al resto de las variables informadas, en una tipografía en color destacado de idéntica fuente y tamaño al menos cinco veces mayor --conservando todas las proporciones de espesor de trazos, alto y ancho-- al que se utilice para informar la tasa de interés efectiva anual aplicada y/o la cantidad de cuotas y/o su importe.

• Se establece que las entidades bancarias, financieras y emisoras de tarjetas de crédito, compra o débito, así como las administradoras de las mismas, serán responsables del cumplimento de las normas vigentes en materia de exhibición e información de precios, cuando realicen o participen en forma conjunta en el ofrecimiento, promoción o en las acciones publicitarias de productos y/o servicios ofrecidos bajo la modalidad de venta financiada en cuotas.


• La medida prevé sanciones para incumplimientos de hasta cinco millones de pesos en función de lo establecido por la Ley de Lealtad Comercial 22.802 y de la Ley de Defensa del Consumidor 24.240, según corresponda.

Cuotas sin interés: una medida para las estadísticas que no bajará la inflación

Pablo Mareso, economista del Cefid-Ar (Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina), evaluó el impacto real y virtual de la medida. “El precio de contado podría tener alguna reducción, aunque no muy significativa. Pero esa reducción puede impactar en el IPC (Índice de Precios al Consumidor) por el tipo de medición que se realiza. Para estas estadísticas, se toma en cuenta el valor de contado. Por eso, puede tener una repercusión estadística que sea positiva para el Gobierno, pero irrelevante para el consumidor”, explicó y agregó: “En la práctica, para quien paga al contado va a ser lo mismo y va a ser más caro para quien pague con tarjeta”. Por otra parte, Mareso no ve que esta medida sea beneficiaria para los bancos.

Sandra González, titular de ADECUA, entiende que los pagos al contado sí van a tener un beneficio, pero advirtió que se verán perjudicadas “muchas personas que seguirán pagando en cuotas”, quienes “no tienen otra posibilidad de acceder a determinados productos”. Lo mismo ocurrirá con quienes realizan con tarjeta “la compra del mes” en los supermercados.

Fuente: Ambito.com y Tiempo Argentino

Start typing and press Enter to search