ATE reclama un aumento no menor al 38% para las paritarias nacionales

La suma data sobre un 25% de inflación estimada para este año, sumado al 13% de pérdida salarial que dejó la paritaria 2016.

Esta exigencia va más allá del intento del Gobierno de proponer un aumento salarial entre el 17 y 18% según la proyección inflacionaria proyectada en el Presupuesto 2017, que tuvo su correlato en la provincia de Buenos Aires con la complicidad de gremios afines.

Recordemos que en diciembre pasado ATE rechazó la propuesta de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que fue convalidada por UPCN junto a Soeme, Fegepba, Salud Pública y AERI. El acuerdo alcanzado fue un aumento del 18% a pagar en cuatro cuotas.

Este mismo mecanismo fue propuesto días atrás a los gremios docentes quienes lo rechazaron de manera tajante. En esa sintonía, otros gremios avanzaron por encima del techo salarial que intenta imponer el Gobierno como el caso de la Asociación Bancaria que acordó un aumento del 24%.

La pérdida salarial que sufrieron los estatales durante el 2016 está enmarcada en los aumentos pactados en cuotas. Si bien el porcentaje si fijó en un 31%, anualizado fue del 27% hasta diciembre, lo que implica más de 13 puntos de pérdida salarial en relación a la inflación que se ubicó alrededor del 40%. Mayor diferencia habrá este año ante la propuesta del Ejecutivo tomando como base lo acordado en la provincia de Buenos Aires.

Por ello, desde ATE nacional se vienen realizando distintos plenarios con trabajadores de todo el país para analizar los pasos a seguir. Y, entre mañana y el miércoles se llevará a cabo un encuentro entre todo el secretariado nacional para ponerle fecha a una pronta medida de fuerza.

Start typing and press Enter to search