Los docentes realizan un paro nacional docente por la represión

Lo anunció la titular de Ctera, Sonia Alesso, quien además manifestó que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, debería renunciar "si no está a la altura de las circunstancias". Esta tarde, a las 17, habrá un abrazo simbólico a la plaza del Congreso y se volverá a instalar la carpa docente.

Los docentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) anunciaron un nuevo paro nacional para mañana por 24 horas en repudio a la represión que sufrieron anoche por parte de la Policía, cuando quisieron instalar una carpa blanca en la plaza frente al Congreso para difundir los reclamos del sector docente.

La titular de CTERA, Sonia Alesso, advirtió que no permitirán "que se reprima a un trabajador" y, en un mensaje al Gobierno, afirmó que "esto no es una guerra y hay que cumplir con las leyes", en referencia a la convocatoria a la paritaria nacional dispuesta por la Ley de Financiamiento Educativo.

"No estamos dispuestos a retroceder", "no se toca a un maestro" y "la escuela resiste", manifestó Alesso, como consignas del nuevo paro nacional de Ctera para mañana en repudio a lo ocurrido anoche en la Plaza de los Dos Congresos, donde efectivos de la Policía Federal arrojaron gas pimienta y golpearon a docentes que buscaban instalar una "escuela itinerante"
La iniciativa había comenzado ayer a la tarde, cuando docentes de CTERA, encabezados por Alesso, y los secretarios generales de Suteba, Roberto Baradel, y de UTE, Eduardo López, comenzaron a armar una estructura, en una suerte de renovada "carpa blanca", que permaneció en ese lugar durante tres años en épocas del gobierno de Carlos Menem.

Desde el Gobierno, el único organismo que se refirió a lo ocurrido fue el Ministerio de Espacio Público de la Ciudad. En un comunicado, argumentaron que los gremialistas docentes intentaron instalar la carpa "sin ningún tipo de permiso" y se los acusó de "uso indebido de espacio público".

Según denunciaron los dirigentes sindicales, los manifestantes fueron reprimidos con gas pimienta y golpeados con palos, a la vez que cuatro de ellos fueron detenidos. "La policía nos agredió, no hay ningún docente agrediendo a la policía. Nos pedían que modificáramos la protesta con una forma creativa y miren lo que hace el gobierno", afirmó Baradel en declaraciones a los medios.

"Nos dijeron que es una orden directa de la Presidencia de la Nación. La respuesta del gobierno es la represión. Parece que, ante cualquier palabra que al gobierno no le guste, va a actuar con represión. Eso no es un gobierno democrático", agregó.

Alesso, por su parte, señaló que "el gobierno se ha pasado reclamando medidas creativas" y evitar los paros, pero ante "una protesta pacífica" respondieron con "represión". "Lamentablemente, el gobierno de (Mauricio) Macri quiere reprimir a los maestros. Hay compañeros golpeados y gaseados con gas pimienta. Es grave que un gobierno que habla del diálogo y de la República reprima a maestros, es una vergüenza", cuestionó en diálogo con C5N.
En tanto, López pidió al gobierno de Mauricio Macri "poder reclamar sin que repriman". "Exigimos al Gobierno que respete el derecho a reclamar. No queremos modificar nada que no exista en la Argentina desde el (retorno a la democracia en el) 83 a esta parte", sentenció.

Ante la represión frente a la manifestación, que se llevó a cabo en medio de una lluvia torrencial, se hicieron presentes en el lugar el senador nacional Juan Manuel Abal Medina (FpV), el diputado nacional Edgardo Depetri (FpV), y el defensor del pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, quien se comprometió a intervenir para que el gobierno de la Ciudad autorice la instalación de la "escuela itinerante" en la plaza del Congreso.




Start typing and press Enter to search