A iguales errores, iguales resultados. Por Leonardo Espinosa.

Por Leonardo Espinosa | @aleoespinosa

A poco más de un mes del cierre de listas, el panorama político del peronismo lanusense es incierto, de cara a las PASO no es seguro cuántas listas habrá en Lanús. Pero se pueden observar distintos espacios que empiezan a mostrarse de cara a una posible interna, como es el caso de Omar López y Miguel Pedelhez; el del Movimiento Evita, que apoya la candidatura de Randazzo; el del impresentable ex intendente Darío Díaz Pérez; y por último el del ex candidato a intendente Julián Álvarez.

Algunas de las diferencias entre los espacios son irreconciliables, principalmente entre Darío Díaz Pérez y Julián Álvarez. Forzar una nueva unidad como la del 2015 podría tensionar aún más a las bases, que no están dispuestas a aceptarla de manera impuesta.

Cuando los dirigentes se alejan de las bases, indudablemente se alejan de la voluntad de los vecinos, ya que son los militantes los que caminan los barrios, los que van casas por casa a llevar las propuestas a los vecinos y buscar los votos. Por eso las decisiones que toman los dirigentes tienen que ser consensuadas con la militancia.

El desafío del peronismo lanunsense es derrotar a Macri y Grindetti, algunos piensan que para lograr este objetivo se debe ir con una lista única para ganar las elecciones. Nosotros, desde La Simón Bolívar, creemos que es sana una interna, generar a través del voto popular de los vecinos una nueva conducción que sea verdaderamente representativa de los vecinos peronistas de Lanús.

Start typing and press Enter to search