Adriana Storni, de ultra K a massita y ahora de Cambiemos.

Sale una ensalada mixta en el consejo deliberante de Lanús. Adriana Storni abandonó el Frente Renovador y ya trabaja para el espacio del intendente. La ya conocida y cambiante edil en 2013  se pasó del ultrakirchnerismo a su mayor opositor de entonces: el massismo y ahora se sintió incomoda y volvió a pegar el salto.

Néstor Grindetti tuvo un alivio en el Concejo Deliberante de Lanús, donde Cambiemos tiene siete concejales propios y busca sumar aliados ante la amenaza de la oposición, que llegó incluso a pedir la interpelación del intendente, tal es así que el interbloque "Juntos por Lanús" de Storni ya pidió pista en el HCD. Por los pasillos del HCD ya se comenta que al finalizar su mandato, Storni tiene un lugar asegurado en el ejecutivo, Noelia la espera con los brazos abiertos.


Problemas internos en el Frente Renovador

Storni había ingresado en 2013 y está desde los comienzos en el Frente Renovador. Según infocielo, su alejamiento no está condicionada por motivos ideológicos y no encuentra razones desde la cúpula.

El problema es dentro de Lanús, más específicamente con Sebastián Beroldo, con quein mantiene diferencias que tienen que ver con su perfil de trabajo. Sumó al conflicto algunos movimientos en el Consejo Escolar.

El massismo se quedó con cinco concejales en Lanús: Nicolás Russo, Sebastián Beroldo, Rubén Ferreti, Carlos Simino y Pablo Meilinger. Storni reconoció que su pase a Cambiemos se debió en parte a una crisis interna del bloque que la terminó enfrentando a sus compañeros, de quienes no consiguió apoyo.



Start typing and press Enter to search