Según la UCA, la pobreza estructural afecta a seis de cada diez niños

Así lo indicó el último reporte del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia. A fines de 2016, el 58,7% de los menores de 17 años no cubría, al menos, uno de los seis derechos básicos que mide el informe.

Según datos de la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza estructural, medida que toma no solo los ingresos de las familias, sino también otros derechos, como la vivienda, la educación o la obra social, alcanzó para fines de 2016 al 58,7% de los chicos menores de 17 años en Argentina.

Así lo indica el último reporte del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de esa casa de estudios, que será presentado el próximo miércoles. De acuerdo al estudio, son 7,6 millones los niños y adolescentes del país afectados por la pobreza estructural, que tiene en cuenta seis derechos básicos de los menores.

"Se trata de aspectos que son menos sensibles que el ingreso y que requieren transferencias más estructurales", señaló Ianina Tuñón, coordinadora del Barómetro Infantil, en diálogo con La Nación. Según indicaron desde la UCA, la falta de recursos en 2016 llega al "15,4% en estimulación y educación, 18,8% en acceso a la información, 22,7% en acceso a la salud, 25,2% en vivienda, 17,8% en saneamiento y 8,7% en acceso a los alimentos".

A pesar del preocupante número, el Barómetro de la Deuda Social muestra que la pobreza estructural disminuyó entre 2010 (año en que comenzó el relevamiento), cuando alcanzaba el 63,7%, y 2016, gracias a avances en las áreas de saneamiento, acceso a la información y educación. Sin embargo, según la UCA, no hubo una mejora en el espacio de la vivienda y la salud de calidad, ni tampoco en las carencias más graves, el acceso a los alimentos. "La evolución es muy lenta a lo largo del tiempo", explicó Tuñón.

Start typing and press Enter to search