La OMS confirma que la marihuana medicinal no es adictiva

Tras varios meses de investigación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que un componente clave del psicoactivo de la marihuana medicinal podría ser benéfico para la salud de los seres humanos.


A través de un comunicado oficial, la organización indicó que el activo Cannabidiol no produce dependencia y que sus efectos terapéuticos han sido probados en pacientes que sufren convulsiones derivadas de la epilepsia u otras enfermedades relacionadas.

Ante la creciente demanda, interés y desarrollo en el uso del cannabis, y basándose en el respaldo de la investigación científica, la OMS aprueba el uso terapéutico de los componentes y efectos de la marihuana en el cuerpo humano.

Por otro lado, el canabidiol (CBD) también mostró ser mucho menos adictivo que otros cannabinoide como el Tetrahidrocannabinol (THC), que es el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Aún así la OMS recomienda continuar el análisis los efectos del canabidiol en mayo próximo para entender más a fondo cómo es que se comporta cuando se consume.

Los resultados de esta investigaciones ayudarán a la comunidad científica a aislar los componentes más benéficos de la planta de la marihuana para desarrollar mejores medicinas y tratamientos para diferentes enfermedades.

Con este comunicado la OMS da por sentado que el cannabis ayuda como paliativo gracias a sus propiedades terapéuticas y que por tanto no debería ser considerada como una droga, ya que no se le asocia a ningún problema para la salud, sino más bien como un remedio.

Este conocimiento también permitirá que más países acepten el uso de la marihuana en términos terapéuticos y recreativos. En los Países Bajos, Estados Unidos y España el consumo de esta sustancia ya es aceptado, mientras que en el resto del mundo continúa siendo ilegal.

En el mismo informe la OMS recomendó imponer restricciones al fentanilo, un opioide sintético al que se le atribuye la muerte de miles de ciudadanos estadounidenses en los últimos dos años

Según sus análisis preliminares, el fentanilo ha provocado una epidemia de adicción en Estados Unidos, por lo que su consumo, desarrollo y distribución deberían ser sancionados, según indica la Organización Mundial de la Salud.

Start typing and press Enter to search