Tras la marcha por el aborto legal, el Gobierno habilitó el debate en el Congreso

Luego de la importante movilización del lunes, Marcos Peña les comunicó a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Ejecutivo "no va a obstaculizar" la discusión, aunque Macri y la mayoría de los referentes de la alianza oficialista estén en contra.

La presencia mediática del tema y el consecuente impacto de la movilización del lunes 19 por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito tuvo el efecto deseado: el Gobierno habilitará el debate en el Congreso y los legisladores oficialistas, pese a la posición negativa del presidente Mauricio Macri con respecto al tema, tendrán libertad de acción.

Según informaron La Nación e Infobae, ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, les comunicó a los jefes legislativos de Cambiemos que el Ejecutivo "no va a obstaculizar" la discusión del tema, de cara al paro de mujeres del 8 de marzo, que se espera que esté acompañado (otra vez) de una masiva movilización en las calles.

En el encuentro, que se llevó a cabo en la Casa Rosada, estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y los titulares de las bancadas de PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Allí Peña se encargó de señalarles que para Macri se trata de "un tema del Parlamento", por lo que algunos presentes lo interpretaron como una libertad de acción.

También fueron de la partida el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui; el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez; la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Lucía Aboud; los senadores Luis Naidenoff, Ángel Rozas y Humberto Schiavoni, y los diputados Mario Negri, Nicolás Massot y Juan Manuel López.

La presión no solo vino de las calles. El proyecto que se presenta cada dos años, elaborado por la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, será presentado nuevamente el 6 del mes que viene. Incluso un sector propuso llamar a una sesión especial el mismo 8 de marzo para tratar la iniciativa, que propone legalizar el aborto hasta la semana 14 de embarazo y que hasta ahora no fue tratado nunca en el recinto.

Aunque logre ingresar y tratarse, las posibilidades de ser aprobado son más bajas. En Diputados, las únicas dos bancadas con mayoría a favor de la legalización son el Frente para la Victoria - PJ y el Frente de Izquierda (FIT). En Cambiemos es al revés: los principales referentes del espacio, con el presidente a la cabeza, están en contra. Lo mismo manifestaron en las últimas horas el propio Peña, el senador Federico Pinedo y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio

Sin embargo, tras una reunión técnica con el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, Nicolás Massot y Carmen Polledo coincidieron en que es necesario discutirlo. "Estamos a favor de debatir este tema. Llegó el momento", dijo a La Nación Polledo, que ocupará la presidencia de la Comisión de Salud de Diputados. Aunque tiene una postura clara en contra de la legalización, la diputada adelantó que el oficialismo acompañará el debate con propuestas para que la interrupción voluntaria del embarazo "no se presente como la única alternativa".

En ese sentido, una propuesta es simplificar el trámite de adopción, lo que obligaría a las mujeres embarazadas a tener al hijo y luego dárselo a otra familia. Otra iniciativa busca respaldar económicamente a las mujeres que desean abortar por el temor que les genera la dificultad para mantener un hijo. Sobre este último punto, la idea es potenciar la Asignación Universal por Embarazo, implementada por Cristina Kirchner (otra férrea opositora al aborto legal), que cobran las mujeres de bajos recursos desde las 12 semanas de gestación.

En la reunión de ayer también resolvieron que, una vez terminado el debate (que podría durar varios meses), el compromiso del oficialismo es emitir dictamen para habilitar el tratamiento en el recinto, confirmó Polledo.

Start typing and press Enter to search