Desocupación: en lo que va del 2018, se perdieron seis empleos por hora

Según un relevamiento de empleo del CEPA, solo en julio hubo 6588 despidos, y en los primeros siete meses del año se destruyeron 32.794 puestos de trabajo. El empleo industrial en crisis.


Durante lo que va del 2018, se registran 154 despidos por día, lo que equivale a que seis trabajadores pierden su empleo por hora. Los datos derivan de un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que midió el impacto de la crisis económica sobre el empleo en los primeros siete meses del año.

Solo en julio, los despidos y suspensiones ascendieron a 6588 casos, un 111% más que en el mismo mes del año anterior, cuando sumaron 3129 casos.

“Es de destacar que 1 de cada 8 despidos del segundo trimestre se relacionan con cierre de empresas o plantas. En el caso de la industria, la proporción es aún mayor: 1 de cada 5 casos está vinculado a cierres”, señala el informe del CEPA.

Si se toman en cuenta el sector privado y el sector publico, la cantidad de despidos y suspensiones hasta julio alcanza los 32.794, un promedio de 4684 puestos menos por mes. Cabe destacar que esta cifra supera en 7296 casos a los primero siete meses del 2017, cuando la cantidad de despidos ascendió a 25.498.

De esos más de 32 mil casos, 24.495 corresponden a despidos, 4310 a despidos por cierre de empresas o plantas, 580 a retiros voluntarios, 30 a renuncias con indemnización, 3179 a suspensiones junto con 200 casos de adelanto de vacaciones.

Los dos sectores que mayor destrucción del empleo acumulan son la industria y los servicios: el sector manufacturero perdió 5095 empleos en julio y explicó el 77% del total; el terciario perdió 1044. Así, en los primeros siete meses del año la industria acumula 14.967 puestos de trabajo destruidos, un número levemente por debajo de los 16.480 que registró en el mismo periodo de 2017.

El corriente año muestra una mayor proporción de despidos en el sector público que el año pasado, mientras en el 2017 fue del 8%, durante el 2018 aumentó al 38%. Este dato es un indicador del proceso de ajuste que está aplicando el Gobierno nacional sobre la estructura del Estado en el afán por cumplir la meta establecida de bajar el déficit fiscal.

El desplome del empleo industrial


Los despidos y suspensiones de la industria suman el 46% del total de casos, tomando en cuenta el sector privado y el público. De esta manera, promedió una destrucción de 2138 casos mensuales y marcó una continuidad con los primeros siete meses del año pasado.

Según datos oficiales del Ministerio de Trabajo, los puestos de trabajo perdidos en el sector industrial desde noviembre de 2015 son 82.445, y la línea de tendencia confirma que la dinámica del proceso no se detuvo en ningún momento del ciclo.

El sector textil encabeza los despidos y las suspensiones dentro del sector industrial, explicado principalmente por las suspensiones en Alpargatas y Dass y despidos en empresas como Alpargatas, Karavell y Coteminas.

Dentro del rubro servicios, el sector que lidera la destrucción de empleo es el comercio, que representa el 55% de los despidos y suspensiones. A los supermercados Disco, Jumbo, Carrefour, y Coto se suman casos en Mercado Central y Winery, entre otros.

En total, los despidos por cierre de empresas o plantas de producción alcanzan los 4310 casos en los primeros siete meses del año.

Start typing and press Enter to search