Murió una mujer de 34 años por un aborto clandestino en San Martín

Estaba internada desde el domingo en el Hospital Belgrano. Desde el gremio de hospitales CICOP denuncian al gobierno de Vidal "por la inexistencia de programas que lleven adelante la ley de ESI (Educación Sexual Integral) y por la falta de presupuesto para concretar las acciones necesarias para la prevención del embarazo no deseado en el contexto de pobreza"



Menos de una semana después de que 38 senadores y senadoras mantuvieran al aborto en la clandestinidad, falleció una mujer de 24 años que se encontraba internada en el Hospital Belgrano de San Martín con un cuadro grave de septicemia producto de la interrupción voluntaria de su embarazo con un tallo de perejil en su casa.

El caso de "Liz" -nombre utilizado para resguardar la identidad de la víctima- se dio a conocer este lunes por la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a decidir, que agregó que la joven tenía un hijo o una hija. Según fuentes médicas, la mujer fue operada, le sacaron el útero pero no se pudo preservar su vida.

"En los últimos diez días se han denunciado varios casos similares y una mujer murió a consecuencia de un aborto séptico practicado en la clandestinidad", relata un comunicado desde el gremio de hospitales CICOP, que agrega: " Denunciamos al gobierno provincial por la inexistencia de programas que lleven adelante la ley de ESI (Educación Sexual Integral) y por la falta de presupuesto para concretar las acciones necesarias para la prevención del embarazo no deseado en el contexto de pobreza y carencias socio-culturales que gran parte de la población está atravesando. Esto nos reafirma en nuestra postura expresando que el aborto es un problema de Salud Pública porque seguirá practicándose en condiciones totalmente inseguras y riesgosas y somos consecuentes en seguir denunciando esta situación social más allá de los encuadres jurídicos. No vamos a bajar los brazos y seguiremos luchando para que se respete el derecho a decidir de las mujeres".

En el comunicado de la Red de Profesionales, también se critica a la gobernadora María Eugenia Vidal. "Dijo que se aliviría que el aborto siga siendo clandestino. La clandestinidad es esto gobernadora, es lo que está viviendo esta mujer y su familia, si a usted la alivia el riesgo de muerte de mujeres que desoyen la maternidad obligatoria, no cuente con nostrxs", se leía antes de conocerse la noticia de la muerte de la joven.

Por su parte, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se preguntó: "¿Cuántas mujeres y personas gestantes muertas más van a necesitar para entender que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito en Argentina? La clandestinidad no salva ninguna vida. La clandestinidad mata. Por "Liz" y tantas otras, ¡será Ley!".

Desde el colectivo Ni Una Menos llamaron a una convocatoria para este martes a las 18, frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, a dos cuadras del Congreso.

Start typing and press Enter to search