Natalia Gradaschi se manifestó por la tragedia en la escuela 49 de moreno.

La presidenta del bloque de concejales de Unidad Ciudadana-FpV de Lanús, Natalia Gradaschi, sostuvo que las muertes de Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguez, la vicedirectora y el portero de la Escuela 49 de Moreno que fallecieron por la explosión de una garrafa en el establecimiento, “no fueron un accidente” sino que fue “consecuencia de la desidia de la gobernadora María Eugenia Vidal”.

“Vidal nunca escuchó el reclamo de la comunidad educativa y de los sindicatos. Su respuesta siempre fue demonizar y perseguir a los gremios docentes porque hay un plan de vaciar la escuela pública y de transformar a los hijos de las clases populares a futuro en mano de obra barata en un país desindustrializado, que es el país que ellos están construyendo”, enfatizó la edil en diálogo con Info Región.

Gradaschi, que es docente y fue militante de Suteba, recalcó que las muertes “se podrían haber evitado” porque “ya se habían hecho varias denuncias” sobre los problemas en el establecimiento. “Son denuncias que se vienen haciendo en toda la provincia. No era solamente ese caso, sino que se viene denunciando sobre los problemas edilicios y el gobierno provincial decide profundizar ese abandono”, apuntó.

Start typing and press Enter to search